NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR: EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ…


Opciones nutricionales, hay muchas; programas y sistemas de nutrición saludable, también. Sin embargo, la mayoría de ellos siguen manejando fórmulas pasadas de moda y teoría anticuada que los propios avances han desmentido. Pero entre las propuestas novedosas de salud nutrimental que retan al futuro, sobresale la Nutrición Ortomolecular, una terapia revolucionaria que busca “el equilibrio del medio interno, basado en los principios moleculares de la constitución celular”. Esta maravillosa terapia de “curar desde adentro” llegó a Cancún y aquí te hablamos de cómo funciona. ¡Adelante!

¿QUÉ ES LA NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR?

Es un sistema nutricional que busca mejorar la salud del paciente, complementando su dieta con los micronutrientes básicos, tales como aminoácidos, vitaminas y minerales, que no son obtenidos de manera suficiente, mediante los alimentos. Para ello, se administran estas micronutrientes en dosis considerables porque, además de complementar los requerimientos diarios de ingesta, buscan reparar el organismo para un óptimo funcionamiento.

¿CÓMO SE REALIZA?

La nutrición ortomolecular basa su éxito en cuatro fuentes indispensables en la dieta: El consumo de cantidades considerables de agua, proteínas, grasas saludables y carbohidratos complejos, y dejar de lado los azúcares, los lácteos y las grasas insaturadas.

EL MEJOR COMPLEMENTO.

Para complementar la dieta se hace uso de suplementos nutricionales, de donde se obtiene esta fuente mayor de vitaminas, minerales o aminoácidos. La necesidad de tomar suplementación, tanto para reparar como para equilibrar, se justifica porque no existe un control sobre la cantidad exacta de micronutrientes que consumimos en nuestros alimentos diarios, además que el uso de pesticidas, aditivos y similares empobrecen los valores.

HÁBITOS SALUDABLES.

Pero además de la alimentación y la suplementación, también hace referencia a la necesidad de llevar unos hábitos de vida saludables (ejercicio, descanso y relajación), además de combinarlos con otras terapias alternativas, como la reflexología o la homeopatía, mismas que pueden ser escogidas por el propio individuo, según se adapten a sus posibilidades.

En conclusión, la nutrición ortomolecular es una excelente alternativa, tanto para llevar una dieta equilibrada, como para ponerse en forma y sobre todo, “curarse desde adentro”, lo que garantiza una auténtica vida saludable.

* Colaboración: Gabriela Rodríguez (experta en Nutrición Ortomolecular y Manejo de Obesidad).

Anterior BODY ENERGY: LA GRAN TIENDA DE LA SUPLEMENTACIÓN DEPORTIVA
Siguiente MARIANA, MARIANA... "BIKINI EN EL YATE"

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *